UA-141661442-1

Octubre 11, 2018

La creación del Instituto Nacional de Ciencias Forenses puede solucionar muchos problemas

Ante el pleno de la Cámara de Senadores se propuso una reforma a la Constitución para que se cree el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, para que atienda de manera profesional los asuntos que sean sometidos a su revisión, así como un órgano autónomo que preste servicios periciales.

Es una necesidad que el país cuente con un organismo de esta naturaleza para brindar un mayor grado de confianza a los ciudadanos en las instituciones de impartición de justicia y que se le pueda brindar al juzgador las herramientas necesarias para resolver con mayor apego a la verdad y sobretodo la justicia.

Algo que hay que comprender, y que resulta importante para esta propuesta, es que en nuestro Sistema de Justicia Penal es la misma autoridad la que resuelve el ejercicio de la acción penal la misma que coordina la realización de los dictámenes periciales que se utilizan para demostrar la existencia, o no, del delito y la responsabilidad de quien lo cometió.

Ante los grandes avances que se da con la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal, se hace impostergable la necesidad de contar con servicios periciales y forenses, autónomos e independientes, rigurosamente capacitados y certificados bajo los más altos estándares internacionales.