UA-141661442-1

Octubre 04, 2017

Protección a Especies en Peligro de Extinción

En el marco del desarrollo del foro “Fortalecimiento de la cooperación trilateral para el cumplimiento de la Convención sobre comercio internacional de especies amenazadas de flora y fauna silvestres (CITES) y el Fomento Legal, sustentable y trazable de especies en el marco de la modernización del TLCAN” el senador Ernesto Cordero señaló que la Cámara de Senadores defiende de manera contundente la conservación y protección de especies en peligro de extinción y siempre ha sido así.

Distinguió que dentro de las distintas familias amenazadas y al mismo tiempo protegidas de manera constante por integrantes del Senado de la República se ubica al pepino de mar, el jaguar, la vaquita marina y las abejas, ello es posible en gran medida, gracias a la cooperación multipartidista, olvidando en este particular, colores, intereses y facciones individuales.

Se acotó de la misma forma que, hoy las leyes de nuestro país brindan protección a 2,800 especies y en esa línea se pretende continuar, en el mismo sentido la legisladora Marcela Guerra Castillo apuntó las mil 600 especies de la región que nos atañe y que actualmente se hallan en peligro verdadero de extinción, por lo que no es necesario recalcar la importancia de hacerle frente a este fenómeno.

De ese modo, agregó la posibilidad de seguir abordando este tópico en el contexto de la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, donde sería relevante y útil contemplar temas ambientales con un carácter regional.

La senadora esgrimió asimismo que la Interpol estima al comercio ilícito de flora y fauna, como el tercer negocio ilegal más importante en el mundo, lo anteceden únicamente el tráfico de estupefacientes y de armas, el comercio de flora y fauna produce dividendos de hasta 100 mil millones de dólares por año, en el cual también se ve inmiscuido el crimen organizado.

Por su parte, el director ejecutivo de Política y Legislación Ambiental, Andrés Ávila Akerberg expresó que en las mesas de negociación del TLCAN no se ha tocado este tema, por lo cual el Poder Legislativo contará con una responsabilidad importante, para asegurarse de que el mismo sea discutido íntegramente.

Agregó que nuestro país luego de ser exportador, en la actualidad se ha convertido en un territorio que demanda estas actividades, se ha vuelto importador, pues dentro de él es posible conseguir de forma ilegal, un cachorro de león, de tigre, un chimpancé en 45 mil, 67 mil y 3 millones de pesos respectivamente, mientras que el kilo de buche de totoaba alcanza cifras de entre 3 mil y 8 mil dólares y cuando la cadena continúa y se comercian estas especies en el extranjero los precios suelen elevarse.

En su espacio el biólogo Hesiquio Benítez Díaz habló sobre el potencial mexicano para utilizar de manera responsable la vida silvestre, desarrollando protocolos y alineando políticas y subsidios para sectores productivos, sacando ventaja de nuestro carácter mega diverso y recibiendo por esa razón y sobre esa línea beneficios económicos sin amenazar a la naturaleza. En el evento estuvieron presentes senadores acompañados por autoridades, especialistas y representantes de organizaciones no gubernamentales.