UA-141661442-1

Julio 14, 2017

México necesita fomentar la adopción de niños, señalan legisladores

Durante la sesión de la Comisión Permanente del Congreso, legisladores federales de diversos partidos políticos coincidieron en la necesidad de que los mexicanos contemplemos la adopción de niños y jóvenes que necesitan un hogar seguro, que los eduque y proteja. Y es que nuestro país es el segundo país de Latinoamérica con mayor número de niños sin padres, al alcanzar 1.6 millones de casos, sólo detrás de Brasil que tiene 3.7 millones.

Dicha situación revela la necesidad de que el gobierno federal, junto con los locales, flexibilicen las reglas de adopción, al tiempo de fomentar en la población la cultura de hacerlo.

Se trata de un acto jurídico que cambia para siempre no sólo al adoptante, sino sobre todo la de los niños y jóvenes que se encuentran en estos momentos en orfanatorios.

Se destaca que a pesar de los esfuerzos legislativos e institucionales, la figura de la adopción en México es compleja, ya que la edad de los niños se convierte en factor clave que posibilita o inhibe el proceso. Los niños y niñas menores de 8 años presentan mayores posibilidades de ser adoptados, en comparación con los mayores de 9 o jóvenes menores de 18 años, que esperan también ser acogidos por una familia.

La senadora del PRI, Lisbeth Hernández Lecona, manifestó que en México los niveles de adopción son muy bajos, ya que los marcos regulatorios muchas veces obstaculizan el proceso, el cual puede tardar de nueve a diez meses y hasta dos años.

Precisó que 30 mil niños viven en albergues, casas hogares, orfanatorios públicos o privados o se encuentra en espera de ser adoptados. El 77 por ciento tiene entre 7 y 17 años.

Los niños necesitan de una familia en la que puedan sentirse seguros y protegidos, donde puedan gozar de sus derechos fundamentales para que puedan alcanzar el pleno desarrollo de su personalidad, puntualizó.

La diputada del PRI, Jasmine María Bugarín Rodríguez, expresó que es indispensable agilizar los procedimientos y trámites para adoptar, ya que el tiempo que toma dicho proceso es un factor clave para lograr el éxito en la integración de nuevas familias, “es urgente actuar para que las niñas y niños que viven lejos de la calidez de un hogar, puedan vivir como deben y como se merecen”.

La diputada del PRD, Maricela Contreras Julián, dijo que es necesario flexibilizar los procesos de adopción en el país, ya que debido al sistema burocrático para realizarlos, es que el número de niñas y niños adoptados es mínimo, “debemos garantizar las posibilidades para que el derecho a tener una familia se cumpla”.