UA-141661442-1

Febrero 13, 2020

Legislatura en los Estados

José Luis Camacho Vargas

 

Héctor Astudillo lo logra

 
Los niños han dejado las armas y vuelto al escuela y a las canchas de deporte.

A unos días de que se difundiera un video e imágenes de 19 niños y adolescentes de Alcozoacán empuñando un arma de fuego, gracias a los buenos oficios del gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, la narrativa hoy es distinta.

Se trata de un poblado ubicado en el municipio de Chilapa de Álvarez, cuya complejidad supera por mucho la visión parcial que desde el centro del país se tuvo.

De ahí que el gobernador, conocedor como pocos de su Estado, de sus regiones, de su realidad y de su gente, no optara por descalificar ni hacer declaraciones mediáticas, sino por ir directamente, hablar con la gente, comprometerse y pedir a cada quien hacer lo que le corresponde para lograr la pacificación del territorio de Guerrero.

Astudillo ha hecho su trabajo y de manera diaria sesiona la Mesa Regional de Coordinación para la Construcción de la Paz “Chilapa”, instalada el pasado 28 de enero y en la que participan autoridades de los tres órdenes de gobierno, con miras a evitar nuevos enfrentamientos y hechos de violencia que pongan en peligro los esfuerzos por alcanzar la paz en la región, acompañadas de acciones como la liberación de caminos y la atención especial en los menores de edad.

Para ello, el gobernador Héctor Astudillo ha redoblado la atención gubernamental en programas sociales que saquen a los niños y adolescentes del círculo vicioso en el que se encuentran.

Guerrero enfrenta grandes problemas, pero de esa magnitud es también la voluntad de su gente por encontrar soluciones, esfuerzo que es comandado por el mandatario estatal que, sin descanso y con sensibilidad, actúa concienzudamente para ser parte de la solución y no del problema.

@jlcamachov