UA-141661442-1

Agosto 16, 2017

Modernización del TLCAN, beneficio para las tres naciones: Permanente

Luego de haber llegado la fecha pactada para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión mexicano fijó un posicionamiento respecto al hecho magno relatado, señalando que debe construirse un nuevo modelo de cooperación entre México, Estados Unidos y Canadá, que arroje beneficios equitativos para los involucrados y al mismo tiempo busque disminuir la desigualdad entre las sociedades de esas naciones.

La diputada vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, Gloria Himelda Félix Niebla, resaltó la disposición mexicana para modernizar el Tratado, siempre que ello se dé en un marco de respeto de la soberanía de cada Estado.

Agregó además que las negociaciones serán complicadas, con horas que requerirán invariablemente de arduo trabajo, donde los resultados deberán propiciar el mantenimiento y reforzamiento del llamado TLCAN, resaltó también que la modernización de dicho acuerdo resulta ya necesaria, debido al aumento de las relaciones comerciales establecidas entre todas las naciones.

Por su parte, la legisladora Rocío Nahle García, habló sobre la posición del gobierno mexicano en este respecto, considerando que debe ser la de ceder en algunos campos, a cambio de logros en otras materias, como la arancelaria, por citar un ejemplo.

Asimismo, el diputado Emilio Salazar Farías subrayó que el Tratado debe adecuarse a los tiempos actuales, aspecto que no se debe entender como negativo, la renegociación en cambio puede apoyar mucho a sectores como el de las comunicaciones y el energético, con base en ello enfatizó sobre la necesidad de ver este tema con mucho ánimo, donde se pueden obtener importantes logros, buscar en suma, lo económicamente mejor para el país, concluyó.

De la misma forma el senador Miguel Barbosa Huerta refirió de manera puntual que México debe rechazar toda clase de intento por aplicar medidas proteccionistas por parte de Estados Unidos, donde no se debe descartar, incluso, la posibilidad de retirarse del proceso de negociación, frente a ese supuesto.

La participación del senador Isidro Pedraza Chávez sirvió para acentuar la exigencia por establecer pautas de evaluación, ya que ello no se ha contemplado y no se ha realizado una evaluación del Tratado que hoy nos atañe.

En ese orden de ideas, la senadora Laura Angélica Rojas Hernández recalcó la oportunidad que se presenta en esta renegociación para zanjar las controversias respecto de ciertos productos como el azúcar, atún, autotransporte y madera, además de expresarse en contra de la eliminación del artículo 19 del tratado, el cual hace alusión al mecanismo de defensa de disputas entre los países miembros.

Fijó del mismo modo una postura clara, donde las negociaciones deben funcionar para observar una mejora en el comercio agrícola, incrementar la participación de los emprendedores, promover la equidad en los intercambios comerciales, integrar el sector energético y de las telecomunicaciones, además de reforzar las regulaciones ambientales y la no admisión de aranceles nuevos.

Por último la senadora Rocío Pineda Gochi concluyó que la coyuntura internacional impone el requisito de actuar con responsabilidad en diversos temas, destacando que la propuesta mexicana es innovadora ya que incluye asuntos que son relevantes, donde se inscriben la mayor participación de pequeñas y medianas empresas y el aprovechamiento de las nuevas tecnologías, entre otros de igual calado.