UA-141661442-1

Septiembre 1, 2020

Ramírez Aguilar, el facilitador

 
Tras resultar electo como el nuevo presidente de la Mesa Directiva del Senado, Eduardo Ramírez Aguilar, de Morena, señaló que desempeñar esa responsabilidad exige un doble compromiso, por lo que en su desempeño será un facilitador para el trabajo legislativo, promoverá el diálogo y la tolerancia.

Afirmó que el eje conductor de los debates será el derecho a disentir y el respeto a la pluralidad y a las decisiones de la mayoría.

El chiapaneco dijo que conducirá el trabajo camaral con un sentido republicano con los poderes Ejecutivo y Judicial, y que con las entidades federativas habrá diálogo, apertura y respeto al federalismo.

Dijo que añadirá más lazos con la diplomacia parlamentaria, a los vínculos que nos estrechan con la comunidad internacional.

Aseguró que todos los días velará por la dignidad y la protección de los derechos de cada uno de los integrantes de este órgano colegiado, y que será garante del patriotismo constitucional y del estricto cumplimiento de la legalidad.

Ramírez Aguilar advirtió que habrá procesos electorales, pero que ello no puede conducirlos a la parálisis legislativa. Señaló que “el Senado, no puede, ni debe detenerse. Por el contrario, está llamado a conciliar, para construir y ofrecer las respuestas que el país requiere”.

Convocó a los legisladores a que, en la definición de la agenda legislativa, se privilegie el bien común, las personas y la protección de sus derechos humanos.

El legislador chiapaneco reconoció el trabajo de la senadora Mónica Fernández Balboa, señaló que durante su gestión la tabasqueña actuó con inteligencia, dedicación, profesionalismo y apegada a la legalidad.

También hizo un cálido reconocimiento al gran trabajo realizado por el senador Ricardo Monreal, al frente de la Junta de Coordinación Política.