Noviembre 18, 2017

Seguros para Bienes Inmuebles

Luego de los fenómenos naturales telúricos enfrentados por nuestro país durante el mes de septiembre pasado, el tema de los bienes inmuebles y los daños sufridos en este sentido se ha convertido en un tópico de relevancia pública, por lo que el Instituto Belisario Domínguez de la Cámara de Senadores ha presentado una posición al respecto.

El IBD señala que el contrato de seguro para bienes inmuebles, se fija como seguro contra daños en la Ley sobre el Contrato de Seguros, no obstante, hace referencia a que la empresa aseguradora no deberá responder por daños y pérdidas causadas por terremoto o huracán, a menos que ello sea estipulado en dicho contrato, apunta el Instituto.

En ese sentido, la posición del propio IBD expresa que, pese a la existencia de alrededor de diez iniciativas de reforma a la Ley en la LXIII Legislatura, no se prevén de manera tangible señales de cambio en cuanto a las modificaciones en el contrato de seguro contra daños.

En la investigación referida, nombrada como “Seguros contra daños: una herramienta de prevención”, se expone que además de delinear los trámites y seguros contra daños, es necesario construir una cultura de prevención contra el riesgo, para que la sociedad se encuentre consciente del pago que realiza para contratar un seguro contra daños (prima), ya que ello, puede representar un alivio en momentos acuciantes, como los que hemos enfrentado y aún continuamos afrontando.

Se resalta en el documento que, debería ser menester seguir recomendaciones de organismos especializados, con el objetivo de que los contratantes estén conscientes de los riesgos que enfrentan y que incluyen su seguros.

Por último, el estudio realiza un esbozo de la composición de la cartera de daños y su distribución, aportando un panorama bajo el cual se estructura generalmente la contratación de este tipo de seguros donde, de acuerdo con el Anuario Estadístico de Seguros y Fianzas 2015, se habría distribuido en:

Automóviles 50.5 por ciento, diversos 13.25 por ciento, terremoto 10.9 por ciento incendio 8.5 por ciento, marítimo y transportes 7.3 por ciento, responsabilidad civil 6.1 por ciento, agrícola 2.6 por ciento, crédito 0.6 por ciento, crédito a la vivienda 0.3 por ciento y Garantías financieras con un 0.01 por ciento, concluye la investigación referida.