UA-141661442-1

Junio 15, 2017

Javier Treviño revisa avances en prevención social de violencia

En representación del Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, el subsecretario de Educación Básica, Javier Treviño Cantú, inauguró los trabajos de la Reunión Nacional de Seguridad y Prevención Social para un Ambiente Escolar Seguro en Educación Básica, que se realiza en la ciudad de Culiacán, Sinaloa.

Acompañado de autoridades de la Secretaría de Gobernación federal, así como del gobierno del Estado de Sinaloa, el ex diputado federal resaltó que “gracias al compromiso de todos los actores involucrados, los tres órdenes de gobierno, las autoridades educativas y la sociedad civil, contamos con una política integral, con visión de largo plazo, para promover y reforzar la convivencia escolar y la seguridad en los espacios educativos”.

Abundó que “dicha política se apoya en tres instrumentos: el Programa Nacional de Convivencia Escolar, Plan de Acción para la Prevención Social de la Violencia y el Fortalecimiento de la Convivencia Escolar, y los protocolos para la detección, prevención y actuación en casos de abuso sexual infantil, acoso escolar y maltrato infantil”.

Señaló que el Programa Nacional para la Convivencia Escolar se está implementado en 21 mil 381 escuelas primarias, en beneficio de más de 4.4 millones de alumnos, y que para el próximo ciclo escolar se aplicará en poco más de 70 mil escuelas, en beneficio de cerca de 10 millones de estudiantes en todo el país.

El maestro Javier Treviño Cantú explicó que con base en el documento de orientaciones para la prevención, detección y actuación en casos de abuso sexual infantil, acoso escolar, violencia y maltrato en escuelas de educación básica, elaborado por la Secretaría de Educación Pública, con el apoyo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, “las autoridades educativas estatales, con plena autonomía y de acuerdo con sus contextos locales, se encuentran elaborando sus propios protocolos, con el compromiso de publicarlos y ponerlos en operación al inicio del ciclo escolar 2017-2018.”

“Se trata, sin duda, de instrumentos jurídicos que darán certidumbre y claridad a todos los actores involucrados en la prevención y atención de las diversas expresiones de violencia que pudieran ocurrir en los espacios escolares”, señaló Treviño Cantú.