UA-141661442-1

Octubre 25, 2017

Ramírez Marín se reúne con productores para escuchar necesidades

 

El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, se reunió con representantes de organizaciones campesinas y productores de maíz, quienes presentaron diversas propuestas en torno a la asignación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018.

El legislador manifestó su disposición de escuchar a las agrupaciones del agro mexicano, a fin de instrumentar un presupuesto realmente efectivo para el sector.

Acompañado de presidentes de diversas comisiones del ramo, comentó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) “no es la enemiga del país, sino con la que hay que negociar para acomodar los recursos, y es cada vez más sensible a los planteamientos”.

Mencionó que “una preocupación tanto de productores, como de diputados, es cómo lograr que los recursos del campo entren en esos rubros irreductibles que no se puedan quitar”.

Resaltó la importancia de que las organizaciones expongan propuestas inteligentes y mencionó que la Cámara de Diputados es el espacio donde todos pueden manifestar sus opiniones, a fin de que sean escuchados. “Además, estas reuniones arrojan muy buenas ideas a los legisladores, de cara a la discusión del PEF”, expresó.

“Fuimos creativos y se encontraron 43 mil millones de pesos (mdp) más para el presupuesto; entonces, hay que tener optimismo, sin perder de vista la realidad, de que sí se podrán hacer reasignaciones en el presupuesto”, señaló el legislador.

“Lo que sigue ahora es que los diputados dentro de las comisiones que integran, se pongan a negociar con la de Presupuesto y Cuenta Pública y se hagan valer todas las propuestas aquí expuestas”, concluyó

El presidente de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, Salvador Zamora Zamora (Movimiento Ciudadano), precisó que 15.8 millones de trabajadores del campo no tienen seguridad social, por lo que se pronunció por crear un fondo de pensión rural y otorgar a las personas mayores un retiro digno.

El diputado Oswaldo Cházaro Montalvo (PRI), presidente de la Comisión de Ganadería, comentó que en las cifras macroeconómicas el sector agroalimentario tiene un crecimiento sobresaliente, y en donde la balanza comercial se ha convertido en positiva; sin embargo, “la realidad del campo mexicano vive un déficit”.

Destacó que el 90 por ciento de la producción alimentaria recae en los pequeños agricultores, por lo que consideró necesario revisar el modelo de progreso del campo y darle congruencia con las políticas de desarrollo, refirió.

La presidenta de la Comisión de Vivienda, Carolina Viggiano Austria (PRI), calificó imperante atender temas como el de caminos rurales, Programa Especial Concurrente. Asimismo, expresó su apertura para reunirse con organizaciones que requieran atender asuntos relacionados con vivienda.

En su turno, el presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas, Cándido Coheto Martínez (PRI), dijo que se necesita una reingeniería del presupuesto, a fin de impulsar las cadenas productivas hasta la comercialización. Además, es importante recoger las ideas de los productores, tales como la venta de maíz o frijol a través de Conasupo.

El diputado Germán Escobar Manjarrez (PRI), presidente de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego, señaló que hay sectores relevantes que deben apoyarse como el cafetalero, con el objetivo de recuperar sus niveles productivos.

“Hemos buscado los equilibrios y planteamos la necesidad de hacer ajustes presupuestales, con el propósito de regionalizar recursos y que se destinen de forma proporcional en cada estado para que se detone el sector agroalimentario del país”, apuntó.

La diputada Natalia Karina Barón Ortiz (Morena) comentó que se debe atender el tema de caminos rurales, principalmente en Oaxaca. “Es importante canalizar presupuesto para esas tareas, pues los caminos en esa entidad son para acceder a comunidades muy aisladas y con grandes limitaciones”.

El secretario de la Comisión de Asuntos Indígenas, Jorge Álvarez López (PVEM), refirió que más allá de ideologías políticas, se debe luchar por el campo y las comunidades originarias. “Es una injusticia el presupuesto que se asigna al campo, pues son lugares donde la población está en situación vulnerable; por eso debemos sumar esfuerzos aunque haya distintas organizaciones”.

José Erandi Bermúdez Méndez (PAN), presidente de la Comisión de Desarrollo Rural, coincidió en que el Presupuesto de Egresos requiere una cirugía mayor, con la voluntad de todos los grupos parlamentarios.

Un problema principal, comentó, es el de la falta de apoyo a productores primarios. “Es triste como el Ejecutivo recorta al Programa Especial Concurrente. Este año, por ejemplo, se aprobó un recurso y de repente Hacienda corta ese monto”.

Los representantes de la organización El Campo es de Todos propusieron crear un Fondo para la comercialización de sus productos operado por Diconsa; un Fondo de vivienda que no sea manejado por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y que en el decreto del PEF se fije un texto que indique que los montos destinados al agro sean inmodificables.

Asimismo, solicitaron a los legisladores destinar mayor presupuesto para el extensionismo rural y apoyar a los pequeños productores con menos de 20 hectáreas, pues consideran que sólo se apoya a las empresas transnacionales.

Estimaron viable recortar a algunos programas y reasignar el dinero a otros, primordialmente para respaldar a los sectores más vulnerables como pequeños productores indígenas. La solicitud incrementa en 19 mil mdp, lo asignado en el proyecto que envió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Por parte del Sistema Producto Maíz, su presidente nacional, Vicente Álvarez Delgado, lamentó la ausencia de políticas públicas basadas en la producción y comercialización del maíz. “Se prefiere importar ese alimento, que impulsar la producción nacional, fortalecer el mercado interno y robustecer la soberanía alimentaria, que bien lo podría aportar el maíz, pero a través de estrategias bien definidas y nacionalistas”, comentó.

Entre sus propuestas está aumentar el presupuesto de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca) en 13 mil mdp, impulsar la creación de bodegas para almacenar el producto y evitar intermediarios, así como eliminar programas que no den resultados directos.