UA-141661442-1

Agosto 19, 2017

Renegociación del TLCAN; una oportunidad

En un estudio realizado por el Instituto Belisario Domínguez de la Cámara alta (IBD) del Congreso mexicano, titulado La opinión pública frente al TLCAN, se pudo observar que ninguna sociedad de los integrantes de este tratado se considera como la beneficiaria principal del acuerdo.

El estudio entrega resoluciones en las que las sociedades citadas perciben que los ganadores se encuentran en “otro lado”, con base en ello se infiere la fecundidad y proliferación que han adquirido los discursos proteccionistas.

Asimismo, el Instituto Belisario Domínguez puntualiza que la verificación del Tratado no es una acción caprichosa del mandatario estadounidense Donald Trump, sino que la previsión de modificaciones o adiciones que se consideren necesarias se contempla en el artículo 2202 de dicho acuerdo.

Del mismo modo, el IBD destaca que este proceso de modernización representa así como un reto, una oportunidad para incluir tópicos que no han sido contemplados como lo son migración, propiedad intelectual o bien comercio digital, los cuales ejemplifican esta aseveración.

El Instituto considera que esta revisión puede apoyar al establecimiento de prioridades claras en las relaciones comerciales internacionales, por parte del gobierno de México y que de esa forma se pueda circular hacia un terreno de mayor diversificación y aprovechamiento del libre comercio, donde éste funja como palanca efectiva para el desarrollo económico incluyente.

Se destaca además en el estudio que la opinión pública mexicana y canadiense perciben positivo el acuerdo de América del Norte, sin embargo, entienden a la potencia estadounidense como el beneficiario mayor, en cambio en Estados Unidos los juicios son divididos y comprenden como ganador en mayor medida a la nación mexicana, no obstante, las sociedades tomadas en cuenta e involucradas en este proceso coinciden en que el TLCAN sí necesita ser actualizado y el medio será esta renegociación.